como-se-curvan-los-tableros-de-madera

¿Cómo se curvan los tableros de madera?

Los tableros curvados se han convertido en una tendencia a la que, cada vez, se recurre más. Si nos fijamos bien en los centros educativos, en algunas salas de espera u oficinas podremos ver que tienen un gran protagonismo. Pero, a pesar de saber los diseños que más gustan y las formas tan modernas que adoptan, es posible que nos surja una duda y es cómo se curvan los tableros de madera.

Técnicas para curvar los tableros de madera

Aunque pueda parecer sencillo, curvar los tableros de madera es un proceso complejo que requiere de una gran destreza y habilidad, así como conocer las técnicas que mejor funcionan para conseguir los resultados deseados.

En Recurval, por ejemplo, solemos utilizar chapa natural o sintética para lograrlo. Las chapas de madera son muy flexibles y, si son tratadas de la forma adecuada, no se parten. Lo que hacemos es aplicar cola en las chapas en cada una de sus caras, uniéndolas hasta conseguir el grosor que deseamos. Fijamos esa unión con un molde y esperamos que se seque la cola. Después, ya podemos darle forma a la madera.

Sin embargo, existen otras formas de curvar los tableros de madera. Por ejemplo, se pueden hacer cortes en una zona de la tira de la madera para que se debilite y poder darle forma. Al reducir su espesor se vuelve más manejable. Esta es una técnica muy utilizada si se trabaja con tableros contrachapados. En este caso, también es imprescindible utilizar cola para introducirla en los cortes realizados. Tras esto, la pieza de madera se introduce en un molde y se espera a que se seque.

Por último, otra de las técnicas para curvar los tableros de madera es utilizar vapor. Este se dirige a la madera humedeciéndola y debilitándola para poder curvarla con facilidad. El problema de esta técnica es que es muy importante que antes de tratarla de esta forma esté bien seca. Pues, si existe algún resquicio de humedad con el tiempo se va a terminar deformando. Por eso, es conveniente cerciorarse de que está bien seca.

El secado de alta frecuencia

En todos los casos, en Recurval utilizamos el secado de alta frecuencia para evitar cualquier tipo de humedad en la madera y que, con el tiempo, esta se deforme y pierda su calidad. Esto no solo es importante en la técnica del vapor, sino también en las demás debido a la cola que se utiliza.

Además, el secado de alta frecuencia permite fijar la madera, dándole una mayor estabilidad a las curvas que se han conseguido. Existen diferentes tipos de moldes que son imprescindibles utilizar, independientemente de la técnica empleada, para conseguir el resultado que se está buscando.

Como has podido ver, curvar la madera no es un proceso sencillo. Sin embargo, si se conocen bien las técnicas que mejor funcionan y se trabaja con el secado de alta frecuencia, los resultados serán los esperados. Además de que, con el tiempo, la madera seguirá manteniendo su forma sin perder ningún ápice de calidad.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *