humedad 002

Consejos para el mantenimiento de la madera de la humedad

La madera probablemente sea el material más amigable que habita los rincones más cotidianos del hogar. Su composición, practicidad, peso, acabado y usos, hacen que sea el material con mayor presencia en el día a día, pero debido a esto, su cuidado de la humedad, debe ser riguroso y estricto, pues, aunque es un material muy resistente, también es muy noble y los elementos externos pueden dañarlo de no tener especial atención.

Cuando la madera empezó a ser utilizada en muebles para el hogar o la oficina, se utilizó inicialmente como un sustituto de diferentes metales por ser más práctico, económico y moldeable. Con este cambio y nuevo uso de la madera para muebles, también fue necesario aplicar nuevas tácticas de cuidado para aspectos como del entorno que siempre atentan en contra de la durabilidad de este material, entre ellos, la humedad, como principal enemiga.

La humedad es la enemiga número uno de la madera

La humedad puede ser provocada por diferentes factores, como el clima o las condiciones atmosféricas provocadas o no de un hogar u oficina. La humedad por lo general se produce con un cambio brusco que haga que el agua de evaporice, produciendo que la madera no solo quede expuesta al cambio de temperatura, sino que, con la condensación, el agua entre en contacto directo con el material.

Dependiendo del revestimiento de la madera, esta podría ser dañada con mayor facilidad por la humedad. El agua que se produzca en este proceso podría afectar de manera agresiva la superficie de este material, hasta debilitarlo, dañarlo y hasta quebrarlo. Es por eso que es de suma importancia conocer cómo combatir los estragos de la humedad en muebles y piezas decorativas que estén hechas de madera.

Del uso del mueble, dependerá su periodo de vida útil

Cuando hay climas provocados por calefacción, por ejemplo, la madera entra en un estado ideal, pues la humedad es poca, pero si hay un cambio drástico, ya sea por el frio impredecible o porque el usuario decida aumentar la calefacción, la madera podría sentir el impacto de temperatura, en estos casos siempre es recomendable, primero que ningún mueble sea ubicado muy cerca de la calefacción. En el dado caso que la calefacción produzca condensación en forma de gotas de agua, es de suma importancia que los muebles de manera sean secados manualmente para evitar que la erosión del agua deje manchas o quiebres en la madera.

Actualmente existen en el mercado diferentes productos, líquidos, en aerosol y hasta revestimientos, ideales para los muebles de madera. Lo recomendable es que estos muebles, tengan el mayor cuidado. No se debe esperar que se evidencia algún tipo de maltrato producto de la humedad, por el contrario, cuando el mueble aún sea nuevo, debe empezar la labor de cuidado, pues la madera es un material que requiere este monitoreo.

La humedad provocada por comida y alimentos, también son casos de suma atención, ya que estos muebles se usan para comer o para esparcimiento y los líquidos que desprenden las botellas, vasos y algunos envases, podrían dañar, manchar y hasta quebrar, la madera, es por eso que debe siempre no solo mantenerse la higiene sino seleccionar muebles fabricados con materiales de primer nivel.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *