recurval-piezas-mecanizadas-11

Edificios particulares con tableros curvados

La utilización de tableros curvados no se limita a su uso en edificios públicos, ni mucho menos. Desde el punto de vista de la arquitectura y el diseño, también podemos optar por tableros curvados a la hora de llevar a cabo la decoración interior de edificios particulares, casas y apartamentos. Una opción que, sin duda, debes tener en cuenta.

La originalidad, en ocasiones, es la llave del éxito. Llevar a cabo un diseño con una marcada personalidad aunando criterios como la usabilidad, el aprovechamiento del espacio, la originalidad en la propuesta final y la belleza en el resultado debe ser una prioridad para todo arquitecto. En un sector donde parece que esté todo inventado, tener en cuenta detalles concretos que doten a tus creaciones y diseños de una marca diferencial y personal debe ser clave para lograr la atención del cliente, la aceptación de la propuesta y su llevada a cabo.

Por ello, los tableres curvados se han convertido en un recurso a tener en cuenta por parte de diseñadores y arquitectos, no solo en lo que a creación de espacios públicos se refiere como el Auditorium de la cité de Paris que ya os mostramos, si no como un elemento de gran valor en la esfera privada, en casas y apartamentos de particulares. Y También no solo hablamos de tableros curvados como elemento a la hora de fabricar originales muebles o cubrir columnas cara a obtener un espacio más elegante y cálido.

Los tableros curvados también se pueden utilizar para decorar techos y paredes de edificios particulares y casas privadas. Tanto en el exterior como en el interior. Consiguiendo con ello un diseño extraordinario y un acabado muy llamativo. Los tableros curvados de Recurval pueden utilizarse cara a crear techos sorprendentes en salones, o paredes diferentes a la par que espectaculares en grandes corredores. También para la decoración de despachos y oficinas, o para darle a la fachada un toque original y diferente.

¿Hablamos?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *