cepillado-y-pulido-de-piezas-1

El cepillado y pulido de las piezas planas y curvadas

Las piezas planas y curvadas son una especialidad que trabajamos en Recurval. No obstante, a pesar de que siempre hemos hablado del proceso de trabajo de estas piezas, nunca hemos presentado el toque final que garantiza un acabado perfecto. Estamos hablando del cepillado y pulido, una de las partes imprescindibles para poder obtener un buen resultado.

El cepillado de las piezas planas y curvadas es necesario para desbastar la madera y conseguir el grosor deseado. En Recurval cuando trabajamos con piezas mecanizadas, por ejemplo, gracias a este proceso logramos piezas ligeras sin que pierdan su robustez. El objetivo es que la madera siga manteniendo sus propiedades y que el mueble sea resistente y duradero.

El pulido es otra de las partes del proceso esenciales para las piezas planas y curvadas. En esta ocasión, tratamos de conseguir un acabado perfecto. Si observas algunas de las imágenes de nuestra web descubrirás como la madera presenta una superficie lisa e impecable. Esto lo conseguimos gracias al pulido.

Conseguir un acabado inmejorable

Como puedes ver, el cepillado y pulido de nuestras piezas logra ese acabado que buscamos. No obstante, quizás te estés preguntando si el cepillado y pulido en los tableros curvos, por ejemplo, se realiza antes o después de curvarlos.

En Recurval realizamos el cepillado y pulido cuando el tablero ya tiene la forma deseada. De esta manera, no dañamos la madera, ya que el proceso de curvado de los tableros es bastante delicado. Recordemos que hay que realizar cortes para debilitar la madera, humedecerla e introducirla en un molde. El cepillado y pulido no tiene sentido para nosotros hasta después de haber conseguido el curvado del tablero.

El proceso de cepillar y pulir la madera es como el último paso antes de barnizarla, pintarla o dejarla con su color y toque natural. Esto ya dependerá del acabado que estés buscando. Gracias a este paso, conseguimos darle ese toque final para que las piezas planas y curvadas puedan conformar un mueble de una exquisita calidad.

Cuidados de la madera

Aunque el cepillado y el pulido de las piezas planas y curvadas permite un resultado de calidad, es importante cuidar la madera para que el mueble mantenga toda su belleza aún con el paso del tiempo. Para ello, es conveniente limpiar el polvo con frecuencia para evitar el deterioro de la madera.

Recuerda que nunca debes exponer los muebles hechos con piezas planas y curvadas de madera a la humedad o al calor extremo. Esto deterioraría los muebles y provocaría que su durabilidad, debido a la resistencia y robustez de la madera, se viese profundamente dañada.

Barnizar la madera tras el cepillado y pulido es una buena idea para que esta se mantenga sana durante el mayor número de años. En el caso de que quieras volver a darle otra capa de barniz para rejuvenecer un mueble, este deberá pasar por un proceso de pulido para alisar la superficie. Así el resultado será mucho mejor.

El cepillado y el pulido de las piezas planas y curvadas de los muebles de tu hogar puede ser necesario cuando estos tienen varios años y han sufrido daños. En ocasiones, no puedes evitar que se manchen, se agrieten o tengan algún otro desperfecto. Para conseguir ese acabado tan perfecto como cuando adquiriste el mueble es imprescindible que pase por este proceso.

Como has podido darte cuenta, conseguir muebles de madera de calidad forma parte de un proceso más grande. En Recurval, además, fabricamos moldes a tu medida para que consigas el mueble que más se adapte a tus necesidades. Eso sí, todos nuestros muebles pasan por este proceso de cepillado y pulido, independientemente de la madera que elijas, para que puedas disfrutar de un resultado inmejorable.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *