tableros curvados hosteleria 002

Tableros curvados para reformas de locales de hostelería

El legendario arte de la hostelería, cuenta la historia de las principales ciudades del mundo, ofrecer hospedaje al visitante se ha convertido en todo un modelo de negocios histórico y con ello, sus espacios y componentes han permanecido en el tiempo. Lo cierto es que las exigencias del mercado han cambiado, los tiempos han cambiado y sin duda la decoración y sus tendencias, han cambiado, y en aquí cuando donde los tableros curvados son protagonista.

Hoy en día el viajero opta por espacios más minimalistas, dejando a un lado las decoraciones sobrecargadas o muy rígidas dentro de la hostelería. El ojo del visitante busca espacios limpios donde su vista también descanse. Con esta tendencia se presentan una nueva generación de muebles de tableros curvados, una impresionante vertiente que permite apreciar acabados únicos y formas que dan la sensación de vivir en una era futurista.

El boom de los tableros curvados

Los tableros curvados están compuestos de madera enchapada que pueden ser moldeados al gusto del usuario, de esta manera se logra una pieza única y muy alejada de lo convencional. La funcionalidad de cada mueble termina siendo muy variada, ya que tener un acabado de madera, las funciones son infinitas, más allá de la que se le dio al momento de ser creado.

La hostelería se ha adaptado a este tipo de muebles de tableros curvados, pues ocupan menos espacio, son más fáciles de limpiar, pesando mucho menos y combinan con más facilidad ya que su forma es totalmente limpia sin ningún tipo de texturas que alteren su figura estilizada considerablemente. La funcionalidad es vital para la hostelería, pues cada huésped renueva la experiencia por completo, es por ello este tipo de piezas le dan el dinamismo necesario.

Funcionalidad y vanguardia a la hora de decorar con tableros curvados

Con los muebles de tableros curvados se renueva toda una creencia y estilo de la hostelería que giraba en torno a saturar los campos visuales, esto a su vez hacía que la iluminación natural de los espacios no pudiera apreciarse por completo, pero justo ahora, eso es lo que más se valora, apuntar a lo que se ve más natural. El “menos es más” es totalmente aplicado hoy en día en la decoración de hoteles y departamentos turísticos.

La nueva era de la hostelería además les da protagonismo a las piezas como si se tratara de un museo. El huésped ahora puede darse cuenta cuando una pieza es la reina de la decoración de su habitación. Esta tendencia además apunta a que cada espacio sea individual, que cada habitación tenga algún elemento de diferenciación y que se erradique por completo aquello de decorar todo igual como si se tratara de un patrón que termina aburriendo a los huéspedes y hasta al personal.

La reforma de los locales de hostelería ha escogido a los tableros curvados como el nuevo producto estrella de su decoración. Pero, así como son incorporados a viejos modelos decorativos también dictaminan nuevos estilos de decoración que nacen desde cero. La idea es ir migrando a piezas decorativas únicas y auténticas, que rompan con la monotonía y que terminen convirtiéndose en las piezas que el huésped termina recordando, más allá de un acento o un paisaje.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *