Tableros curvados y su demanda durante la pandemia de la Covid-19

Una de las premisas del mundo empresarial es adaptarse y seguir adelante aún en tiempos de crisis. La pandemia de la COVID-19 ha traído consigo una debacle económica en muchos sectores empresariales, pero otros como el de los tableros curvados, han logrado optimizar y establecer nuevas áreas de servicio y responsabilidad social.

En los últimos meses, los tableros curvados se han convertido en una opción resolutiva a la hora de elaborar ataúdes. Durante la pandemia de la COVID-19 la demanda de los tableros curvados tuvo un alza para ser empleados como materia prima en la fabricación de ataúdes. Es bien sabido que durante los momentos más rudos de la pandemia de la COVID-19, España registró, lamentablemente, miles de fallecimientos que dejaron desabastecido el mercado de los servicios funerarios.

La crisis financiera desatada por la pandemia de la COVID-19 ha traído consigo consecuencias económicas devastadoras para muchas empresas; sin embargo, otras han tenido la oportunidad de adaptar sus áreas de negocios y servir de apoyo a otros sectores cuyas necesidades se incrementaron como derivación directa del número de infectados o de los fallecimientos ocasionados por la pandemia; entre estas los proveedores de ataúdes y tableros curvados, por ejemplo.

Solicitud de ataúdes incrementó 20% durante pandemia

El primer semestre del año 2020 ha sido uno de los más alarmantes para el mundo en general, pues significó el marco de arranque para la pandemia de la COVID-19, cuyo número de muertes tuvo grandes repercusiones en el mundo entero. En España el sector de los proveedores de los tableros curvado tuvo un incremento de solicitudes de materiales para la fabricación de ataúdes ante la penosa pérdida de tantas personas.

La Panasef (Asociación Nacional de Servicios Funerarios de España) ha asegurado que solo durante el primer semestre del año 2020 se registraron 44.651 defunciones más que para el mismo periodo del año 2019. Estadísticamente, esto ha supuesto un incremento del 20% en el número de fallecimientos. En el mismo orden, el Instituto de Salud Carlos III de España ha señalado que las muertes llegaron a 44.585 solo entre los meses de marzo y mayo, los más fuertes para la pandemia de la COVID-19

Este incremento en los fallecimientos hizo que, de manera vertiginosa, el sector de los servicios funerarios ampliara sus relaciones con proveedores y clientes, por lo que desde el mundo de los tableros curvados se valieron de sus tecnologías de alta gamas para iniciar la fabricación de ataúdes, gracias a sus moldes versátiles y a la calidad de sus materiales. Pese a este incremento en la demanda de ataúdes los servicios funerarios, también se han visto afectados por la pandemia de la COVID-19; se estima un 40% menos de facturación para el año en curso.

Pandemia COVID-19 amenaza con una segunda ola

El mundo de los tableros curvados trabaja arduamente en sus nuevas áreas de servicios. Los ataúdes como producto para el sector funerario se han venido elaborando como una medida de solución ante la situación de emergencia. El decreto de un nuevo estado de alarma preocupa no solo a los ciudadanos, sino también a las empresas que trabajan con servicios afectados directamente por la pandemia de la COVID-19.

El sector salud y el sector de los servicios funerarios siempre han tenido una relación  que va más allá de lo comercial. La atención de los ciudadanos y familiares afectados por las pérdidas de vida requiere de delicadeza y de soluciones, por lo que el trabajo de calidad en materia de productos y servicios es fundamental. La pandemia de la COVID-19 arremete con una segunda en la región, por lo que los proveedores de tableros curvados prevén la fabricación de ataúdes y materiales para el sector funerario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *