Entradas

Tableros curvados, sostenibles con el medio ambiente

La Responsabilidad Social Corporativa se define como la forma de actuación adoptada por las empresas para dirigir su actividad de manera sostenible y ética, disminuyendo el impacto negativo que las empresas tienen sobre sus grupos de interés (clientes, empleados…), el medio ambiente y la sociedad en general.

Tiene diversas áreas de influencia en la gestión de la empresa abarcando la económica, la social y la ambiental y se puede poner en práctica de diversas formas. En Recurval siempre hemos estado muy comprometidos con la fabricación sostenible y el respeto al medio ambiente.

Creemos que es posible reducir el impacto negativo que cualquier actividad tiene en el medio ambiente, beneficiando a la sociedad en su conjunto, por lo que dentro de nuestra política está el compromiso con el desarrollo sostenible, apostando entre otras cosas, porque nuestras materias primas no proceden de fuentes conflictivas.

Recurval: empresa sostenible y responsable con el medio ambiente

En un mundo globalizado donde cada vez hay más comunicación e interdependencia entre los diferentes países del mundo, las empresas buscan mejorar su situación con respecto a sus competidores. En la búsqueda de esta diferenciación, durante los últimos años, el concepto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ha adquirido más importancia entre las empresas españolas.

Recurval no ha dejado de innovar y durante los más de 30 años que lleva trabajando la madera y creando, no sólo sus tableros curvados sino en cualquier actividad que ejercita, se ha ido esforzando cada vez más por favorecer un entorno sostenible y por el respeto al medio ambiente.

Como ejemplo, Recurval es una empresa asociada a AIDIMME Instituto Tecnológico, e inserta en su política de responsabilidad social corporativa, manteniendo el objetivo de, siguiendo con su garantía de innovación, respetar al máximo el medio ambiente y ser partícipe de la protección del mismo y prevención del mal uso de los materiales utilizados.

Una gestión responsable puede generar mayor competitividad y sostenibilidad en la empresa y generar beneficios para la sociedad si ella se implementa en toda la estructura corporativa.

Esto abarca desde los trabajadores de la organización a la propia producción, lo que abundará en que la empresa pueda alcanzar una serie de ventajas que reportan grandes beneficios, tanto para la propia empresa como para la sociedad.

Como ventajas, evidentemente está la implementación de estructuras que ayudan al mantenimiento de un medio ambiente sostenible, pero corporativamente, también ayuda a la fidelización de los grupos de interés y mejora la imagen de la empresa y los vínculos que esta tiene con clientes, proveedores y socios.

Las prácticas éticas y transparentes favorecen la credibilidad en los mercados y facilitan el acceso a la financiación, atraen y retiene el talento y produce una reducción de costes si además se implementan políticas enfocadas a disminución del consumo energético o el reciclaje disminuye los gastos de la empresa.

Para Recurval la gestión inteligente de los recursos del planeta es un requisito ineludible para asegurar la sostenibilidad y el equilibrio ambiental del mundo global, y estamos muy comprometidos en evitar el despilfarro y la agresión gratuita al medio ambiente.

El equilibrio de la naturaleza es dinámico, y se ajusta de acuerdo con el cambio de las circunstancias, sobre todo si éstas son de origen artificial y provocado. Pero este equilibrio es la parte más débil y vulnerable del ecosistema, y la más delicada frente a la acción del hombre, sobre todo frente a sus errores.

Inducir el cambio de actitudes que requieren dichos modelos no es tarea fácil, pero el desarrollo socioeconómico sostenible es posible y compatible con el empleo y con la explotación de los recursos.

El requisito para ello es que sea llevado a la práctica con cordura y sentido común, anteponiendo el principio de la prevención a la actitud de tener que pagar el precio de la reparación de errores y hechos consumados, que a menudo suelen tener consecuencias irreversibles.

La primera opción, la de prevenir, constituye una inversión rentable a largo plazo. La segunda, la de reparar y corregir, es un lamentable despilfarro; y fomentando esta idea, los tableros curvados de Recurval estuvieron presentes en Maderalia en el año 2020.

Uno de los propósitos de esta feria de la madera es precisamente la sostenibilidad del sector mediante el cuidado del medio ambiente, apostando por unas normas básicas de conducta en cuanto a la explotación y reciclaje así como la promoción de políticas ecológicas.

Recurval, ya mostró en Maderalia 2018 su evolución al respecto en los últimos años en el desarrollo de su producto principal, que son los tableros curvados y lo que supone como valor añadido esa evolución, teniendo en cuenta que ejecutan también la mecanización de una forma sostenible.

Así, en su intervención en Maderalia, en la Feria de Valencia, demostraron como minimizar el impacto ambiental apostando por encargarse del proceso completo desde la fabricación del tablero curvado hasta su proceso de mecanizado y pintado.