Entradas

Piezas curvadas para muebles, un plus de diseño y originalidad

Las piezas curvadas son ese factor sorpresa que siempre termina robándose la atención en las propuestas de diseño de interiores y en tendencias de decoración en general. Acabados y formas únicas que permiten romper con los paradigmas de la decoración tradicional, para crear sensaciones visuales únicas en los espacios que gocen de su presencia.

Las piezas curvadas son tableros de madera comprimida que adoptan formas curvas para jugar con un sinfín de opciones, para convertir un mueble en una verdadera obra de arte funcional y duradera. Desde asientos, sillas, mesas de diferentes tamaños y alturas, sillones, sofás y todo lo que se pueda manipular durante su fabricación para darle esa característica única de piezas curvadas, rompiendo con la percepción de rigidez de los muebles habituales.

Cuando un espacio interior cuenta con piezas curvadas, se puede lograr un nivel de armonía instantáneo, ya que estas formas son mucho más sutiles y flexibles a la hora de lograr una composición con el resto de texturas, materiales y elementos que se puedan disponer tanto en salones, habitaciones, oficinas o zonas comunes, sin duda es un tipo de mobiliario realmente versátil y único en su estilo.

Debido a que las piezas curvadas pueden estar presentes en diferentes ambientes, es importante darles la importancia visual que merecen, por lo que siempre es recomendable que estas piezas sean el punto de partida del diseño como tal, lo ideal será ubicar estas piezas decorativas como el punto focal en cada espacio y en función a ellas distribuir el resto de elemento. Al seguir esta tendencia, e incluso ubicar más elementos con un estilo similar, se logra una armonía superior.

Ventajas del diseño de las piezas curvadas

A la hora de seleccionar piezas curvadas como parte del mobiliario de los espacios, es necesario analizar sus ventajas. La primera de ellas es que las curvas brindan mayor comodidad que las piezas totalmente rectas o rígidas, siendo el beneficio más notorio para lo usuario. De igual forma, el mantenimiento de estas piezas es mucho más sencillo, ya que la curva permite que las partículas de polvo o residuos, caigan por acción de la fuerza de gravedad y que no se acumulen, como sucede con las piezas rectas.

Otro punto a favor de las piezas curvadas es que le dan ese toque sutil y femenino que genera empatía en los espacios, ya que las curvas son asociadas a la calidez, la sensualidad, el romance, lo emocional y lo suave, a diferencia de los muebles que apuntan a piezas poligonales, que son mucho más frías, rígidas y sin el movimiento visual que si poseen las curvas. Estos aspectos, incluso pueden llegar a influir en la percepción emocional que podemos desarrollar al entrar en un espacio decorado con este tipo de elementos.

La versatilidad de las piezas curvadas

Las piezas curvadas cuentan con un factor único, se trata de la originalidad que le pueden aportar a los espacios. Esto se debe a la capacidad de los tableros curvados de poder lograr formas únicas e irrepetibles, por lo que un mobiliario personalizado nunca será exactamente igual a otro, un rasgo que le aporta mucho valor a la decoración, ya que se trata de piezas de colección diseñadas para cubrir una necesidad en específico.

De igual forma, las piezas curvadas sirven para romper los cánones de decoración que estipulan que un solo estilo de mobiliario se debe utilizar en cada propuesta, gracias a su capacidad de mezclarse con los acabados y materiales, aportando con su diseño, una identidad propia, sin romper la armonía y convirtiéndose en parte fundamental de la decoración. Tanto el diseño como la originalidad de las piezas curvadas sobresalen sin mucho esfuerzo tanto en decoración de interiores como en espacios abiertos.

Barras de bar con piezas curvadas Recurval

Aunque los bares que tenían terraza podían atender a los clientes en ella durante la fase 1, ahora que la mayor parte de España está en fase 2 ya es posible hacerlo en las barras de bar. Los clientes ya pueden entrar en el establecimiento y disfrutar, casi como antes, de una buena copa bien fría que les permita refrescarse. Pero, para atraer a más clientes hay que hacer cambios. ¿Cómo te pueden ayudar las piezas curvadas Recurval?

Barras de bar modernas y cómodas

Las barras de bar con piezas curvadas son más modernas, lo que te permitirá hacerle un lavado de cara de tu negocio. Es una buena manera de crear un entorno más confortable y atractivo para que los clientes se animen a acercarse a la barra a pedir su bebida favorita tanto para tomar en tu establecimiento como para llevar.

Con las piezas curvadas, conseguirás un aspecto renovado esencial para que la reapertura de las barras de bar sea a lo grande. Sentirse a gusto es algo fundamental actualmente y muchas personas tienen ganas de volver a disfrutar de los bares casi como antes. Con la llegada de la fase 3 podrás aumentar el aforo hasta el 75%. Por lo tanto, prepara bien tu barra para recibir a todos tus clientes.  

Las piezas curvadas te ayudarán a separar los espacios

A pesar de que el aforo irá siendo mayor a medida que progresemos con las fases, las piezas curvadas para barras de bar te van a proporcionar otra ventaja fundamental como es la separación de los espacios. Aunque algunos clientes puedan pedir en la barra, es importante que puedan sentirse seguros y confiados de que tu bar les proporciona todas las medidas de seguridad.

Con las piezas curvadas podrás asegurar que tus clientes guardan la distancia de seguridad entre ellos en las barras de bar. Existen diseños que combinarán con la barra de tu bar para que se integren a la perfección con ella y esa separación no afecte a la estética de tu establecimiento. Recuerda que es importante que la barra respete una distancia de 2 metros.

Ahorrarás espacio

Con las piezas curvadas en las barras de bar conseguirás un mejor aprovechamiento del espacio, algo que es fundamental. Debido a que se debe guardar la distancia de seguridad dentro de tu establecimiento, cuanto menos ocupe la barra, mejor. De esta forma, podrás distribuir mejor el resto de los elementos de tu local para garantizar que se pueda mantener esa distancia.

Las barras de bar que tengan piezas curvadas serán funcionales y conseguirán que, aunque tengas un establecimiento de un tamaño pequeño, los clientes puedan entrar manteniendo todas las medidas de seguridad. Esto atraerá a más personas, al mismo tiempo que descubren un lugar único, adaptado a la nueva normalidad y estéticamente atractivo.

Piezas curvadas fáciles de limpiar

Una de las últimas características que merece la pena que mencionemos con respecto a las piezas curvadas de las barras de bar es que la madera de la que están hechas puede combinarse con otros materiales. El resultado es una barra fácil de limpiar para asegurar la higiene del establecimiento y la seguridad de la clientela. 

Las piezas curvadas se adaptan a las barras de bar para ofrecerte todo lo que necesitas para que tu negocio comience a crecer de nuevo y esté preparado para recibir a todas las personas que llegarán con el verano. Las vacaciones, el turismo, las ganas de encontrarse con los amigos mientras se disfruta del sol…

Las barras de bar deben ser sinónimo de comodidad, seguridad e higiene, al mismo tiempo que transforman el entorno para que sea más atractivo y llamativo. La combinación perfecta para que los clientes se sientan tan a gusto que quieran repetir de nuevo en tu bar.

Piezas Curvadas para separar puestos en terrazas de bares y restaurantes

En hostelería, el diseño de los espacios es clave. Y lo es mucho más cuando hay que hacer frente a circunstancias especiales. En momentos en los que no para de hablarse de protección, de seguridad, de mamparas y de guardar distancias, marcar la diferencia frente a los demás puede ser una de las claves del éxito. Es ahí donde las piezas curvadas en terrazas marcan la diferencia.

Las piezas curvadas de madera de Recurval cuentan con dos características que no tienen modelos similares de otros materiales plásticos o metálicos: calidez y elegancia. Su estilo inimitable es lo que hace de ellas un elemento ideal para separar puestos en terrazas ofreciendo protección y también intimidad.

Crear ambientes agradables es, además, una forma de atraer clientes en unas circunstancias en las que muchos negocios ven su futuro con incertidumbre. Y una de las mayores ventajas de las piezas curvadas de madera es que es muy fácil personalizarlas para crear elementos de separación en las terrazas vistosos, bonitos y que no incomoden.

Las piezas curvadas, empleadas como elementos separadores, consiguen dar ese estilo propio y diferente a las terrazas. Con un diseño y acabado bien trabajados, son tan funcionales como decorativas y se integran perfectamente en el estilo del establecimiento.

Versatilidad e higiene

¿Qué más pueden ofrecer las piezas curvadas además de una clase indiscutible? Sus ventajas son muchas y de muy diferente índole. Con este tipo de piezas es posible trabajar en todo tipo de diseños, desde los más clásicos a los más avanzados. Son perfectas para crear elementos separadores en terrazas de los restaurantes más tradicionales, pero también en los chill-out más desenfadados.

Y son versátiles en todos los sentidos, porque no se trata solo de separadores fijos, sino también móviles. Con unas sencillas ruedas, los tableros curvados se pueden desplazar sin ningún esfuerzo para crear espacios algo más amplios para grupos más grandes o, al contrario, dividirlos para dar privacidad a una mesa con solo un par de comensales.

Por otra parte, la resistencia de las piezas curvadas está fuera de toda duda. Recurval solo emplea materiales de la mejor calidad, ya sea chapa natural, sintética o melaminas. Esto garantiza que, sea cual sea el uso de estas piezas, su vida útil será larga, muy larga. Y todo ello, con un mantenimiento mínimo y muy sencillo.

Aún queda otro aspecto de las piezas curvadas que no se puede pasar por alto, mucho más en las circunstancias actuales, y es que son muy fáciles de limpiar. La higiene hoy más que nunca es esencial, sin olvidar que se ha endurecido la normativa para proteger a clientes de terrazas y establecimientos de hostelería frente a posibles contagios.

Lejos de lo que pueda pensarse a nivel popular, la madera, con un acabado y tratamiento adecuados se limpia con enorme facilidad. Tanto, que recientemente se han construido módulos hospitalarios en este material para el tratamiento de enfermos de coronavirus. Esto quiere decir su uso como separadores en terrazas es uno más de los que se pueden dar a los tableros curvados.

Pensando en el futuro

Tal vez el pensamiento actual sea simplemente el de ofrecer la mejor protección para los clientes que disfruten de sus ratos de ocio en las terrazas. Y para ello serviría cualquiera de las pantallas que se comercializan. Pero los tableros curvados son mucho más, son una inversión de futuro.

Invertir en calidad y en diseño es una inversión para proteger a los clientes de las terrazas en cualquier situación. Y también lo es para crear en el local un ambiente acogedor y agradable que llegue a convertirse en seña de identidad. Solo con los tableros curvados se puede alcanzar esa elegancia, ese estilo inconfundible para atraer miradas y conseguir que los clientes se sientan cómodos en cualquier circunstancia.