Cómo hacer curvas a las maderas con diferentes herramientas

Cómo hacer curvas a las maderas con diferentes herramientas

Muchas veces, solemos realizar proyectos en madera, pero no resultan quedar como queremos o esperábamos. Uno de los diseños que más gusta, y que quizá a muchos les cuesta realizar, es hacer curvas a las maderas. Incluir curvas a nuestros trabajos en madera, le da un toque de elegancia y un acabado muchísimo más elegante, según lo que necesites.

Muchas veces, solemos tener ciertos mobiliarios en nuestra casa hechos en madera, pero con las puntas muy puntiagudas. Estos bordes suelen ser en ocasiones muy peligrosos, ya que podemos tropezar y lastimarnos, o los niños también se pueden golpear y lastimar. Es por eso que acá nos hemos dado la terea de enseñarte a cómo hacer curvas a las maderas con diferentes herramientas.

Hacer curvas a las maderas con sierra de calar

Puede que tengas una cierra de calar, y si es así, tienes que saber que es una excelente herramienta para hacer curvas a las maderas. Esta sierra eléctrica, es muy utilizada para hacer diferentes tipos de cortes. Es ideal para cortar y hacer formas a diferentes tipos de madera, contrachapado y tableros de aglomerado. Es muy sencilla de usar y controlar, pero aun así tienes que guardar ciertos cuidados.

Para poder hacer curvas a las maderas con tu sierra de calar, primeramente, tienes que tener tu hoja de caladora especialmente para curvas. Para poder identificar estas hojas para hacer curvas, es porque son más delgadas que las de recta, y con dientes un poco más pequeños. Estas características que tienen estas hojas, te permitirán realizar cortes curvos de diferentes radios de una manera rápida y fácil.

  • Primero, tienes que trazar una línea, dibujando el patrón de corte por donde pasará la hoja de la caladora. Como será un corte curvo, puedes dibujar la línea de corte con una plantilla o compas.
  • El trazo, lo ideal es marcarlo con un lápiz de grafito o de carpintero, también puede servirte un rotulador con la punta fina.
  • Con la ayuda de un taladro sin percusión, y también tu broca de madera que tenga un diámetro mínimo como el ancho de la hoja de la caladora, tendrá que hacer o perforar una abertura (agujero) dentro de la tabla.
  • Esa circunferencia, tiene que ir ubicada en dirección tangente con la línea de corte, en el interior. Vas a perforar la madera que no usarás, y te acercarás lo que más puedas a la línea de corte que hiciste anteriormente.
  • Una vez concluido, en ese agujero o abertura, meterás la hoja de la caladora, y con mucha paciencia y cuidado, empezarás a cortar.
  • Si tienes la oportunidad de conseguir una caladora o sierra de calar a la cual se le pueda regular la velocidad con el gatillo, sería perfecto. Si no tienes mucha experiencia con el corte a las maderas, será de gran ayuda, ya que podrás cortar poco a poco.

Para un mejor acabado o no dañar el corte curvo por astillarla, evita que la madera que cortas (sobrante) caiga por su propio peso. Para esto, lo más recomendable es que busques ayuda de otra persona. La otra persona te ayuda a sostener la madera sobrante y tu podrás usar las dos manos para un mejor control en el corte. Recuerda que debes guardar tus dedos, manteniéndolos lejos del área de corte.

Hacer curvas a la madera con sierra circular

Otra herramienta que puedes usar para hacer curvas a las maderas, pero que, a diferencia de la primera, puede ser más difícil. Es sin duda una herramienta excelente para hacer la curva que deseas a tu madera con acabados suave. Con ella vas a poder cortar una gran cantidad de maderas, y hacer formas curvas a taburetes curvos. Con la sierra circular, también puedes conseguir hacer curvas en áreas de tus sillas y más.

En caso de que quieras hacer curvas a las maderas macizas, tendrás que realizar surcos muy cercanos entre sí. Y la sucesión de estos cortes paralelos, te van a facilitar en gran manera para que consigas la curva que deseas en tu madera. No olvides que tienes que dejar una capa o parte de la madera un poco delgada sin tocar, en el área vista de tu madera. Acá te dejaremos unas recomendaciones muy importantes.

  • En primer lugar, tienes que tener muy en cuenta lo ancho de la hoja de tu sierra circular. Esto es para que puedas medir las ranuras a realizar y por supuesto la cada uno de los cortes.
  • Como recomendación, busca una madera que no sirvas, para que así puedas practicar, hasta conseguir curvar la madera con tu sierra.
  • Para saber la profundidad ideal, tiene que ser aquella que te permite que las dos paredes de tu corte puedan tocarse. Quien determina esta separación, será el radio de la curva.
  • Hay maderas en la cuales conseguirás mejores resultados, y una de ellas es de tipo contrachapada. Otros materiales, como por ejemplo la melanina, y la mera maciza, no suelen ser muy recomendables.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *